Nutrición y Salud

¿Deberías usar una báscula para alimentos?

Es fácil pensar que estás comiendo la porción correcta. Mide el filete de salmón del tamaño de la palma de su mano y cree que no obtiene más de una cucharadita de mantequilla de maní en su tostada.

Sin embargo, los estudios han encontrado que la mayoría de las personas subestiman el tamaño de sus porciones, especialmente los alimentos ricos en calorías como la mantequilla de maní, las nueces, las salsas y los aderezos para ensaladas. Si tiene hambre, la investigación muestra que calculará mal el tamaño de sus porciones en mayor medida que después de una comida.

La investigación también ha demostrado que las personas que miden los alimentos tienen más éxito en perder peso que las que no lo hacen.

Ingrese a la escala de alimentos, una herramienta que a menudo recomiendo a los clientes de la práctica privada.

Si está siguiendo un plan de pérdida de peso, el uso de una báscula digital para alimentos le asegurará que no ingiera más calorías de las que cree. Si registra su consumo de alimentos en la aplicación, pesar las porciones de alimentos le permitirá realizar un seguimiento preciso de su consumo de calorías.

¿Por qué utilizar una báscula para alimentos?

A menos que sea realmente bueno en eso, el método global para estimar el tamaño de la porción puede desviarse, a veces más de 100 calorías.

Sin duda has escuchado que tres onzas de pollo, pescado o carne son del tamaño de tu palma. Sin embargo, todos tenemos manos diferentes.

LEER  La mejor receta de salsa tahini -

Un salmón palmito pesa 3 onzas, pero también pesa 6 onzas y aporta 155 calorías extra que no consideras.

Cuando se trata de frutas y verduras enteras, términos como pequeño, mediano y grande son subjetivos. Una batata mediana pesa 114 gramos y contiene 100 calorías, mientras que una batata grande pesa 180 gramos y contiene 160 calorías.

Las tazas medidoras son más rápidas y convenientes que las balanzas para alimentos. Pero tenga en cuenta que la cantidad de comida en una taza puede variar, especialmente en el caso de alimentos ricos en calorías como granos cocidos, nueces y frutas.

Por ejemplo, las calorías en una taza de quínoa dependen de cuánto llenes la taza medidora. Una taza de aguacate cortado en cubitos puede contener más calorías que una taza de aguacates gruesos.

Estas diferencias calóricas pueden parecer pequeñas, pero pueden sumarse en el transcurso de tres comidas, día tras día, y ser suficientes para retrasar o detener la pérdida de peso.

Una báscula digital para alimentos no es solo una herramienta para perder peso. Pesar los alimentos ricos en proteínas puede garantizar que obtengas suficientes nutrientes para ayudar a desarrollar músculo en el gimnasio.

Conocer el tamaño de las porciones al pesar los alimentos también puede facilitar la identificación del tamaño adecuado de las porciones cuando cena en un restaurante.

qué pesar, qué medir

Si está comenzando un programa de pérdida de peso, al menos comience pesando los alimentos ricos en calorías (como carne, pescado, queso, nueces, pasta, granos). Vea cómo se ven tres onzas de pollo cocido (85 gramos), una taza de pasta cocida (107 gramos) o pasta (124 gramos, sin envasar) y un cuarto de taza de almendras enteras (35 gramos).

Mantenga una balanza para alimentos en el mostrador de la cocina como recordatorio para pesar sus comidas.

Use tazas y cucharas medidoras para medir líquidos como leche y jugos, aceites de cocina, aderezos para ensaladas y mantequillas de nueces.

Después de algunas semanas de pesar y medir los alimentos, podrá observar el tamaño de las porciones con mayor precisión. Sin embargo, saque la báscula para alimentos con frecuencia para asegurarse de que el tamaño de su porción no aumente, lo que puede suceder con el tiempo.

Otras Técnicas de Control de Sección

No todos quieren o necesitan pesar los alimentos que comen. Seamos realistas, sobrestimar media onza de pollo o 2 cucharadas de arroz no impedirá que obtengas resultados.

Otra forma: Sirva las comidas en platos más pequeños del tamaño de un almuerzo (de 8 a 9 pulgadas de diámetro). El plato parece lleno y terminas comiendo menos.

Divide tu plato en cuartos. Una cuarta parte está llena de proteínas, una cuarta parte está llena de cereales integrales o papas, y la mitad restante está llena de vegetales cocidos y ensalada.

En algunos casos, no se recomienda pesar los alimentos. Para las personas con trastornos alimentarios, pesar y medir los alimentos puede convertirse en una obsesión poco saludable.

Tampoco recomiendo que los padres pesen y midan los alimentos delante de sus hijos. Si lo hace, puede afectar la percepción de su hijo sobre los alimentos y la alimentación saludable.

Toda la investigación en este sitio es propiedad de Leslie Beck Nutrition Consulting Inc. y está protegida por derechos de autor. Tenga en cuenta que la investigación sobre estas preguntas continúa todos los días y puede cambiar. La información proporcionada no reemplaza el tratamiento médico. Está diseñado para proporcionar apoyo continuo para sus prácticas de estilo de vida saludables.

LEER  40 bocadillos saludables para adolescentes hambrientos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba