Nutrición y Salud

La vitamina K puede proporcionar beneficios protectores para la salud en adultos mayores

Las personas mayores con niveles bajos de vitamina K tenían más probabilidades de morir durante un estudio de 13 años que aquellas con niveles adecuados de vitamina K, muestra un nuevo estudio.

Los resultados muestran que la vitamina K, un nutriente que se encuentra en las verduras de hojas verdes (como la espinaca, la col rizada, las acelgas, la lechuga romana) y los aceites vegetales, aumenta con la edad, según investigadores de la Universidad de Tufts y el Centro Médico de Tufts. efectos protectores sobre la salud. .

Para este estudio, el equipo de investigación combinó datos de tres estudios en curso. Clasificaron a 4000 participantes estadounidenses de 54 a 76 años según sus niveles de vitamina K en la sangre. Luego compararon diferentes categorías de riesgo de enfermedad cardíaca y riesgo de muerte durante un período de seguimiento de unos 13 años.

Todos los participantes estaban libres de enfermedades cardíacas al inicio del estudio y se midieron los niveles de vitamina K durante un único examen físico como parte del protocolo de rutina de cada estudio.

Los resultados no mostraron una relación significativa entre los niveles de vitamina K y las enfermedades cardíacas. Sin embargo, aquellos con los niveles más bajos de vitamina K tenían un 19 % más de riesgo de muerte en comparación con aquellos cuyos niveles de vitamina K reflejaban una ingesta adecuada de vitamina K.

¿Qué hace la vitamina K?

La vitamina K es un nutriente importante para mantener la salud de los vasos sanguíneos; ciertas proteínas en los vasos sanguíneos requieren vitamina K para funcionar. Estas proteínas ayudan a evitar que el calcio se acumule en las paredes arteriales y, sin suficiente vitamina K, su función se reduce.

Los científicos investigan si los niveles bajos de vitamina K en la sangre aumentan el riesgo de enfermedad coronaria, tal vez haciendo Vaso sanguíneo El corazón se vuelve cada vez más rígido y estrecho.

Esta vitamina se encuentra en las verduras de hoja verde como la lechuga, la col rizada y la espinaca, así como en algunos aceites vegetales, especialmente la soja y la canola. Algunas frutas, como los arándanos y los higos, también contienen vitamina K.

LEER  Ciertas vitaminas pueden ayudar a reducir los efectos de COVID-19, dicen los investigadores

Las fuentes más comunes de vitamina K en la dieta estadounidense son la espinaca, el brócoli, la lechuga iceberg, la soja y el aceite de canola.

Si bien este estudio se suma a la evidencia existente de que la vitamina K puede tener beneficios protectores para la salud, no prueba que los niveles bajos de vitamina K aumenten el riesgo de muerte prematura.

fuente: Revista americana de nutrición clínica2 de mayo de 2020.

Toda la investigación en este sitio es propiedad de Leslie Beck Nutrition Consulting Inc. y está protegida por derechos de autor. Tenga en cuenta que la investigación sobre estas preguntas continúa todos los días y puede cambiar. La información proporcionada no reemplaza el tratamiento médico. Está diseñado para proporcionar apoyo continuo para sus prácticas de estilo de vida saludables.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba