Nutrición y Salud

Dieta contra el estrés | Otología

La comida es una pieza importante y a menudo pasada por alto del rompecabezas para nuestro bienestar. La importancia de una dieta saludable para controlar el estrés, la ansiedad, los trastornos estacionales del estado de ánimo o incluso la depresión es inconmensurable.

El estrés prolongado y el agotamiento mental hacen que nuestro cuerpo reaccione con niveles elevados de cortisol, la hormona del estrés. También afecta la producción de leptina y grelina, hormonas responsables de la sensación de hambre y saciedad, lo que genera antojos de alimentos «reconfortantes» poco saludables y alimentación compulsiva.

Para ayudarse a sí mismo durante los momentos difíciles, lo mejor es llevar una dieta equilibrada. Asegúrese de no tener un déficit de calorías. Aparentemente, reducir las calorías puede empeorar la ansiedad y aumentar la producción de cortisol.

Es necesario eliminar los ingredientes inflamatorios como el gluten, los productos lácteos, los alimentos altamente procesados ​​y los azúcares agregados, ya que completará su dieta con suficientes nutrientes para aliviar el estrés.

Estos son los mejores alimentos para ayudar a controlar y mantener la producción de hormonas y el estado de ánimo general, y para ayudar a nuestro cuerpo a resistir los efectos del estrés.

Salmón:

Excelente fuente de ácidos grasos omega-3 antiinflamatorios. Se sabe que reduce el riesgo de depresión entre otras afecciones, como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. El omega-3 puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad y aumentar los niveles de serotonina.

Frutas cítricas:

Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo quema vitamina C. Comer frutas cítricas ayuda a reponer este déficit. También ayuda a reducir los niveles de cortisol. Si no eres fanático de los limones y el jugo de naranja, prueba algunas verduras ricas en vitamina C como los pimientos y la coliflor.

LEER  Después de la sopa de acción de gracias [Turkey Carcass Soup]

Baya:

Excelente fuente de antioxidantes como antocianinas, ácido elágico y resveratrol que protegen sus células del daño continuo del estrés. Varias bayas también ricas en vitaminas C, K y A.

Dieta contra el estrés | Otología 2

Bistec de pastoreo:

Cuando la carne roja proviene de animales sanos alimentados con pasto, puede ser beneficiosa para su salud. La carne de vaca tiene un perfil nutricional rico que contiene hierro, ácidos grasos y vitaminas del grupo B, todos los cuales son importantes para aliviar y prevenir el agotamiento mental, el agotamiento y otros síntomas neurológicos.

Nueces de anacardo:

Buena fuente de zinc. El zinc es un mineral esencial que su cuerpo no almacena, por lo que debe consumirse todos los días. Los niveles bajos de zinc se han relacionado con los trastornos de ansiedad. Otros frutos secos como las nueces y las almendras también son buenas fuentes de zinc.

cacao:

El chocolate negro es bueno para el estado de ánimo. El cacao en polvo crudo está lleno de antioxidantes y magnesio calmante, que se sabe que reducen los efectos del estrés y que muchas personas tienen deficiencia.

El cacao también contiene feniletilamina (PEA), una sustancia química que aumenta la secreción de dopamina en nuestro cuerpo. Dopamina, como la serotonina, es un neurotransmisor con funciones ligeramente diferentes. La dopamina juega un papel importante en la prevención de la enfermedad de Parkinson, la sensación de placer y recompensa, la atención, la memoria, la motivación y el sueño.

avena:

Cuando está estresado, desarrolla antojos de comida. Para satisfacer los antojos de carbohidratos estresados, la avena es una solución saludable. Le ayudan a producir la hormona serotonina para sentirse bien. También tienen un alto contenido de fibra para mantenerte lleno y mantener en equilibrio los niveles de azúcar en sangre.

Huevos:

Los huevos cultivados en pastos tienen un alto contenido de ácido fólico, una vitamina B que ayuda a reducir la depresión, la ansiedad y el pánico. Los huevos también son ricos en colina, un microelemento que nuestro cuerpo utiliza para construir membranas celulares y juega un papel importante en la mejora de las funciones cerebrales.

Dejar de consumir cafeína es otro paso útil para reducir el estrés y la ansiedad. Ayuda a mantener un buen patrón de sueño, que es fundamental para nuestra salud mental. Si está luchando contra el insomnio, una excelente manera de ayudar a su cuerpo a combatirlo es dando pequeños pasos como: Sal y haz algo de ejercicio.

También puede intentar tomar un suplemento de vitamina D durante los meses de invierno. Además, mantenga su intestino feliz a través de alimentos y suplementos probióticos.

LEER  Las 20 mejores recetas del blog (¡que a mis hijos les encantan!)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba