Nutrición y Salud

La dieta mediterránea reduce el riesgo de un segundo infarto

Se sabe que los factores del estilo de vida, como la dieta, afectan el riesgo de enfermedades cardíacas y muchas otras enfermedades crónicas. Pero, ¿qué pasa con los que ya están enfermos?

Un estudio español comparó los efectos de dos dietas diferentes sobre el endotelio, la pared que recubre las arterias. La extensión del daño endotelial predice un futuro ataque al corazón.

Mil pacientes que habían tenido previamente un infarto participaron en el estudio y fueron monitoreados durante un período de un año.

Dietas mediterráneas y bajas en grasas

Durante el período de estudio, a la mitad de los pacientes se les indicó que siguieran una dieta mediterránea, basada en el uso abundante de aceite de oliva virgen, el consumo diario de frutas y verduras, y tres raciones de frijoles/lentejas, tres raciones de pescado y tres raciones de nueces por semana.

Además, se les dijo que comieran menos carne, especialmente carne roja, y que evitaran las grasas extra como la margarina y la mantequilla y los alimentos con alto contenido de azúcar.

A otro grupo se le indicó que siguiera una dieta baja en grasas basada en la restricción de varias grasas animales y vegetales y el aumento de la ingesta de carbohidratos complejos. Se les dijo que redujeran el consumo de carne roja, eligieran productos lácteos bajos en grasa, evitaran las nueces y redujeran el consumo de dulces y pasteles.

Se analizó la capacidad de vasodilatación de las arterias de los participantes, la capacidad de vasodilatación es importante para adaptarse a diferentes entornos, como el ejercicio o situaciones estresantes. También se evaluó la extensión del daño endotelial permanente.

Finalmente, se midió la capacidad de las células endoteliales para reparar la arteria. Las células endoteliales son las células que forman la estructura de los vasos sanguíneos e impulsan la regeneración de los tejidos de los órganos mediante la liberación de moléculas beneficiosas específicas para los órganos.

La dieta mediterránea potencia la salud arterial

La dieta mediterránea inducía a una mejor función endotelial, lo que significaba que las arterias eran más flexibles para adaptarse a diferentes situaciones que requerían un mayor flujo sanguíneo.endotelial La capacidad de regeneración fue mejor y los investigadores también encontraron una reducción del daño endotelial, incluso en pacientes de riesgo grave.

Aunque una dieta mediterránea rica en ácidos grasos monoinsaturados ha demostrado ser una buena estrategia para mejorar la función endotelial en pacientes con sobrepeso y colesterol alto, esta es la primera vez que se demuestran los beneficios de seguir una dieta mediterránea en pacientes con enfermedades del corazón , ayudándoles a reducir la posibilidad de sufrir otro infarto.

fuente: medicina plos, 9 de septiembre de 2020.

Toda la investigación en este sitio es propiedad de Leslie Beck Nutrition Consulting Inc. y está protegida por derechos de autor. Tenga en cuenta que la investigación sobre estas preguntas continúa todos los días y puede cambiar. La información proporcionada no reemplaza el tratamiento médico. Está diseñado para proporcionar apoyo continuo para sus prácticas de estilo de vida saludables.

LEER  Boletín Health Check: Seis lecciones de la pandemia de COVID-19

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba