Nutrición y Salud

¿Turquía es real o ficción?

Para muchos, el pavo es el principal atractivo de una comida festiva. Cuando se trata de nutrición, es probablemente uno de los elementos más sencillos del menú festivo.

Tiene un alto contenido de carne magra, proteína de saciedad y proporciona muchas vitaminas B junto con potasio, zinc y selenio. Sin embargo, a pesar de sus beneficios nutricionales, todavía existen conceptos erróneos sobre la salud de las aves festivas.

Antes de disfrutar de su comida festiva, tómese un momento para leer los datos sobre el pavo. La verdad puede sorprenderte.

Mito: la carne oscura es mucho más alta en calorías que la carne blanca

Si crees que estás ahorrando muchas calorías pero optas por la carne blanca en lugar de la oscura, piénsalo de nuevo. Las pequeñas diferencias no estropearán tu dieta navideña.

Una porción de 3,5 onzas (100 gramos) de pavo blanco sin piel asado tiene 159 calorías. La misma porción de pavo negro asado tiene 196 calorías, una diferencia de solo 37 calorías.

Sin embargo, la carne oscura tiene algunas ventajas nutricionales sobre la carne blanca. Contiene el doble de B12 y selenio y el triple de hierro y zinc por onza.

LEER  pozole de pollo [Pozole Verde] -

La carne oscura contiene mioglobina, una proteína que transporta oxígeno a los músculos activos de la pierna y el muslo del pavo. Cuanta más mioglobina, más nutrientes y más oscuro el color. Dado que los pavos domésticos son aves que no vuelan, los músculos de su pechuga no contienen mucha mioglobina.

Mito: la piel del pavo tiene demasiadas grasas nocivas para la salud

Si te gusta la corteza crujiente, no hay necesidad de darse por vencido. Comer una porción de 3.5 onzas de pavo sin piel, carne blanca u oscura ahorra solo 14 calorías y 2 gramos de grasa.

Además, el 60 por ciento de la grasa en la piel del pavo es grasa monoinsaturada, que se cree que mejora la función de los vasos sanguíneos. Aún así, no es lo mismo comer piel de pavo que comer un aguacate o un puñado de almendras, que son una excelente fuente de grasas cardiosaludables.

Mito: debe enjuagar el pavo antes de cocinarlo

Desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, enjuagar el pavo (o el pollo o la carne) está absolutamente prohibido. Hacerlo sienta las bases para la contaminación cruzada y las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Las salpicaduras del enjuague de un pavo pueden propagar sus bacterias sueltas hasta tres pies alrededor del fregadero. Esto significa que las bacterias pueden mezclarse con otros alimentos, utensilios y cualquier otra cosa cercana, incluido usted mismo.

La única forma de deshacerse de las bacterias es cocinar el pavo correctamente.

Mito: Un pavo está listo cuando las patas se separan fácilmente del esternón

No se puede saber si un pavo está listo, o si es seguro comerlo, por la facilidad con la que se separan las piernas o si los jugos ya no son rosados.Tampoco indica que su pavo haya alcanzado la temperatura interna necesaria para matar bacterias dañinas, como salmonela y Campylobacter.

Su pavo estará listo cuando un termómetro digital para carne de lectura instantánea insertado en la parte más gruesa de su pechuga o muslo indique 82 °C (180 °F). El relleno cocinado solo o en aves debe alcanzar los 74 °C (165 °F). Para matar las bacterias dañinas, asa el pavo a 177°C (350°F) o más.

Mito: Evite la salsa de pavo para ahorrar calorías

Por supuesto, si te saltas la salsa, comerás menos calorías. Pero si desea ahorrar calorías significativas, es mejor que haga otros recortes en sus comidas.

Un cuarto de taza de salsa de pavo hecha con gotas proporciona 103 calorías. Eso es mucho menos mantequilla que untada en un panecillo, batida en papas y añadida al relleno (120 calorías por cucharada).

Si te gusta, disfruta de la salsa, omite los panecillos y la mantequilla (obtendrás mucho pan en el relleno), agrega menos mantequilla y más leche al puré de papas y humedece el relleno con pollo bajo en sodio. material de stock.

Mito: Comer pavo te dará sueño

Ha disfrutado de su abundante comida festiva y es hora de tomar una siesta. Pero no culpes al pavo por tu coma alimenticio.

Se dice que el pavo causa somnolencia porque contiene triptófano, un aminoácido que el cerebro usa para formar serotonina, una sustancia química que te hace sentir relajado. La serotonina también se usa para sintetizar la hormona melatonina que induce el sueño.

Pero el pavo contiene muchos aminoácidos diferentes, siendo el triptófano el que menos. Con tantos otros aminoácidos compitiendo para entrar al cerebro, el triptófano tiene dificultades para entrar. Para lograr su efecto relajante, el triptófano debe tomarse solo con el estómago vacío.

Toda la investigación en este sitio es propiedad de Leslie Beck Nutrition Consulting Inc. y está protegida por derechos de autor. Tenga en cuenta que la investigación sobre estas preguntas continúa todos los días y puede cambiar. La información proporcionada no reemplaza el tratamiento médico. Está diseñado para proporcionar apoyo continuo para sus prácticas de estilo de vida saludables.

LEER  Después de la sopa de acción de gracias [Turkey Carcass Soup]

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba