Dietas Para Patologías

Ácido fólico, magnesio y fibra relacionados con un menor riesgo de cáncer de colon

El ácido fólico, el magnesio y los productos lácteos pueden ayudar a prevenir el cáncer de colon, pero no hay evidencia de que el ajo o la cebolla, el pescado, el té o el café protejan contra la enfermedad, según encontró un análisis general de los estudios publicados.

Debido a que el cáncer de colon tarda más de 15 años en desarrollarse, un estilo de vida saludable podría desempeñar un papel clave para ayudar a prevenir o detener su progresión por completo, dijeron los investigadores.

Para el estudio, el equipo de investigación analizó 80 análisis de ensayos clínicos diferentes y estudios observacionales que evaluaron el impacto de los factores dietéticos y farmacológicos en el riesgo de cáncer de intestino.

Los factores dietéticos incluyen vitaminas, minerales y suplementos (magnesio, calcio, ácido fólico, vitaminas A, B, C, E, D, betacaroteno y selenio), café, té, pescado y ácidos grasos omega-3, productos lácteos, fibra , frutas y verduras, carne y alcohol.

Los medicamentos incluyen aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y estatinas.

Magnesio, Ácido Fólico, Protección Fibra

Las personas que consumían al menos 255 mg de magnesio al día tenían un 23 % menos de probabilidades de desarrollar cáncer de colon que las que consumían menos. Evaluar la ingesta de magnesio de la dieta y los suplementos.

Buenas fuentes de magnesio son las espinacas, las acelgas, la quinua, el salvado de avena, el salmón, la caballa, los frijoles negros, los frijoles blancos, los garbanzos, los frijoles rojos, el tempeh, las semillas de calabaza, las semillas de girasol, las semillas de cáñamo, la mantequilla de almendras y los anacardos.

Una mayor ingesta de ácido fólico de vitamina B también se asoció con un menor riesgo. Encontrará grandes cantidades de folato en lentejas, frijoles negros, garbanzos, espinacas cocidas, espárragos, coles de Bruselas, brócoli, aguacate y alcachofas.

Asimismo, comer más fibra se asocia con un menor riesgo de cáncer de colon.Los participantes que comieron más frutas y verduras, y menos, tenían la mitad de Riesgo de cáncer.

La ingesta de soja se asoció con una reducción modesta pero significativa del riesgo.

Asimismo, el consumo de lácteos se asoció con una modesta reducción en el riesgo de la enfermedad. Sin embargo, debido a la pequeña cantidad de estudios existentes y la amplia variedad de productos lácteos incluidos, es difícil sacar conclusiones firmes sobre cómo los lácteos Mach previenen la enfermedad.

No hay evidencia de que las vitaminas E, C o las multivitaminas sean protectoras. Asimismo, no hay evidencia de que el betacaroteno o el mineral selenio ayuden a prevenir esta enfermedad.

Los datos sobre los efectos del té, el ajo o la cebolla, la vitamina D sola o en combinación con calcio, café y cafeína, pescado y grasas omega-3 son débiles.

Carne roja y alcohol vinculados a un mayor riesgo

La mayoría de los análisis disponibles de estudios observacionales informan un mayor riesgo para la carne, especialmente la carne roja y procesada. Cuanta más carne roja coma, mayor será el riesgo.

El alcohol está asociado con un riesgo significativamente mayor de cáncer de colon. Esto fue evidente incluso en los niveles de consumo más bajos estudiados: 1-2 tazas por día.

Drogas y Riesgos

Los resultados sugieren que la aspirina puede tener un efecto protector contra el cáncer de intestino. El uso de NSAID por hasta cinco años se asoció con una disminución significativa (26% a 43%) en la incidencia de cáncer colorrectal.

límite

Los investigadores advirtieron que, en la mayoría de los casos, el nivel de evidencia era bajo, principalmente debido a las grandes diferencias en el diseño del estudio, los criterios de valoración y la cantidad de participantes.

No obstante, creen que sus hallazgos podrían ayudar a los médicos a asesorar a los pacientes sobre recomendaciones dietéticas para ayudar a reducir el riesgo de cáncer de colon y guiar la dirección de futuras investigaciones.

fuente: intestino, 28 de septiembre de 2020.

Toda la investigación en este sitio es propiedad de Leslie Beck Nutrition Consulting Inc. y está protegida por derechos de autor. Tenga en cuenta que la investigación sobre estas preguntas continúa todos los días y puede cambiar. La información proporcionada no reemplaza el tratamiento médico. Está diseñado para proporcionar apoyo continuo para sus prácticas de estilo de vida saludables.

LEER  Blog Herbal Backyard Patch: Jardines de contenedores

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba