Nutrición y Salud

Los productos lácteos fermentados pueden prevenir ataques al corazón

Según un nuevo estudio de la Universidad del Este de Finlandia, los hombres que consumen grandes cantidades de productos lácteos fermentados como queso, yogur, requesón, kéfir y yogur tienen un menor riesgo de enfermedad coronaria que los hombres que consumen menos de estos productos.

Investigaciones anteriores han demostrado que los productos lácteos fermentados tienen un efecto más positivo sobre los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedades cardíacas que otros productos lácteos.

Acerca de la investigación

El estudio Kuopio Ischemic Heart Disease Risk Factor Study en curso en la Universidad del Este de Finlandia examina el vínculo entre los productos lácteos fermentados (menos del 3,5 % de grasa láctea) y los no fermentados y el riesgo de enfermedad coronaria en aproximadamente 2000 hombres.

Los hábitos alimentarios se evaluaron desde 1984 hasta 1989 al inicio del estudio (hombres de 42 a 60 años al inicio del estudio), con un seguimiento medio de 20 años. Durante este seguimiento, 472 hombres tuvieron eventos de enfermedad coronaria.

Los participantes del estudio se dividieron en grupos según la cantidad de productos lácteos diferentes que comían, y los investigadores compararon los grupos con las ingestas más altas y más bajas, teniendo en cuenta también varios factores nutricionales y de estilo de vida.

El uso de productos lácteos fermentados vinculados a la reducción de enfermedades del corazón

Los investigadores encontraron que el grupo de mayor consumo tenía un 26% menos de riesgo de enfermedad coronaria en comparación con el grupo de menor consumo. El kéfir es el producto lácteo fermentado bajo en grasa más consumido. Comer productos lácteos fermentados con alto contenido de grasa, como el queso, no se asoció con el riesgo de enfermedad coronaria.

LEER  30 movimientos para aprovechar al máximo su entrenamiento en casa

RELACIONADO: 7 alimentos fermentados para agregar a tu dieta

Sin embargo, los investigadores encontraron que un alto consumo de productos lácteos no fermentados (alrededor de 4 tazas al día) se asoció con un mayor riesgo de enfermedad coronaria. La leche es el producto más comúnmente consumido en esta categoría; las ingestas más bajas no están asociadas con el riesgo.

Este nuevo estudio proporciona más evidencia de los posibles beneficios para la salud de los productos lácteos fermentados sobre los productos lácteos no fermentados. No está claro cómo los productos lácteos fermentados previenen las enfermedades cardíacas, pero puede estar relacionado con los compuestos beneficiosos que se forman durante la fermentación.

El estudio no fue un ensayo controlado aleatorio, por lo que no puede probar que consumir productos lácteos fermentados reduzca el riesgo de enfermedad cardíaca.

fuente: revista británica de nutrición29 de octubre de 2018.

Toda la investigación en este sitio es propiedad de Leslie Beck Nutrition Consulting Inc. y está protegida por derechos de autor. Tenga en cuenta que la investigación sobre estas preguntas continúa todos los días y puede cambiar. La información proporcionada no reemplaza el tratamiento médico. Está diseñado para proporcionar apoyo continuo para sus prácticas de estilo de vida saludables.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba