10 alimentos verdes que ayudan a tu salud

0
150

Según algunos estudios, la vista de los colores particulares de los alimentos y su brillo determinan más excitación y deseo de comer en el cerebro. Desafortunadamente, parece que son los alimentos verdes los que salen perdiendo, que son los menos estimulantes para nuestro cerebro. De hecho, los alimentos verdes tienen varias peculiaridades que los convierten en excelentes aliados de nuestra salud: veámoslos en detalle.

Los nutrientes de los alimentos verdes

I. Magnesio. Los alimentos verdes son ricos en este mineral, que interviene en muchas funciones del cuerpo: promueve el metabolismo de los carbohidratos y las proteínas, estimula la absorción de otros minerales esenciales como el calcio, el fósforo, el sodio y el potasio, regula la presión de los vasos sanguíneos y la transmisión de los impulsos nerviosos. En particular, el magnesio contribuye a reducir el cansancio y la fatiga y protege el sistema muscular previniendo también los típicos calambres nocturnos, a menudo debidos a la falta de magnesio en la dieta.

II. Folatos . Las hortalizas de hoja verde son una importante fuente de ácido fólico, un elemento útil en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, especialmente en las personas que padecen hiperhomocisteinemia, es decir, tienen altos niveles de homocisteína en la sangre, un aminoácido particular considerado como un indicador de riesgo cardiovascular. Los folatos también son útiles para prevenir el riesgo de cierre incompleto del canal vertebral de los recién nacidos, por lo que se suelen recomendar en la dieta de las mujeres embarazadas. Además, los folatos también son importantes para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Haga clic aquí para descargar la dieta y el menú gratis para enfermedades cardiovasculares.

III. Vitamina C . Algunos alimentos verdes forman parte de los alimentos con mayor concentración de vitamina C, un micronutriente esencial para la absorción del hierro contenido en los vegetales, pero también tiene importantes propiedades antioxidantes y, por lo tanto, preventivas de muchas enfermedades cardiovasculares y neurológicas crónicas. La vitamina C, además, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y, por lo tanto, es útil para afrontar la estación fría sin incurrir en enfermedades. Esta vitamina soluble en agua se dispersa en el agua, es fotosensible, termosensible y por lo tanto puede deteriorarse rápidamente. Para asimilar más de ella, la comida debe ser consumida fresca y cruda.

IV. Clorofila . El color verde de los alimentos se deriva de la presencia de clorofila y carotenoides, siendo estos últimos los responsables del color verde oscuro de las hojas, y ambos son antioxidantes que combaten los radicales libres y el envejecimiento prematuro del cuerpo. Haga clic aquí para obtener una dieta antienvejecimiento gratuita que incluye sabrosos menús ricos en alimentos antioxidantes.

Los 10 alimentos verdes que nunca deberían faltar en tu dieta

  1. Espinacas . Esta verdura es muy rica en potasio y vitamina A, además de proporcionar buenas cantidades de magnesio y vitamina C. Estos nutrientes le dan a las espinacas propiedades antiinflamatorias que ayudan a proteger el sistema cardiovascular. El ácido fólico contenido en las espinacas confiere algunas propiedades beneficiosas para el sistema inmunológico, mientras que la luteína tiene una acción preventiva para la salud de los ojos, en particular ayuda a prevenir la degeneración macular. Las espinacas también contienen mucho hierro, pero es muy poco asimilado por nuestro cuerpo. Pruébelos en deliciosos canapés o como acompañamiento de este segundo plato de pescado, que también contiene excelentes nutrientes proporcionados por el Grana Padano DOP. Este queso, de hecho, es un verdadero concentrado de nutrientes de la leche, excepto la lactosa, pero con menos grasa que el queso entero con el que se hace porque se diezma durante el proceso. También proporciona excelentes cantidades de proteínas de alto valor biológico, con los 9 aminoácidos esenciales, mucho calcio para la salud de los huesos, vitaminas esenciales como B2, B12 y A, y minerales con función antioxidante como el zinc y el selenio. ¡Un plato ideal para recargar las pilas!
  2. Brócoli . Proporcionan excelentes cantidades de vitaminas A, C, betacaroteno y folatos. Gracias a su composición nutricional, son útiles para prevenir las enfermedades cardiovasculares, luchar contra la retención de agua y el estreñimiento (haga clic aquí para descargar gratuitamente la dieta y el menú del estreñimiento). El brócoli forma parte de la familia de las crucíferas y, por lo tanto, también contiene sulforafano, una sustancia que parece tener un efecto protector contra el cáncer de intestino, pulmón y mama. Pruébalos dentro de esta sabrosa salsa para pasta.
  3. Espárragos . Estas verduras tienen una buena concentración de folatos, vitaminas A, C y garantizan a nuestro cuerpo una buena cantidad de sales minerales, especialmente potasio. Son útiles para la salud y el bienestar del sistema cardiovascular y nervioso y facilitan el proceso de digestión. Puedes comerlos en esta masa ligeramente picante, o en la masa de estos deliciosos panqueques.
  4. Alcachofas . La cinarina, presente en esta hortaliza, tiene una acción beneficiosa para la diuresis y la secreción biliar, lo que confiere a la alcachofa notables propiedades diuréticas, digestivas y purificadoras (especialmente en el hígado). Puedes comerlos como acompañamiento de este segundo a base de gambas perfumadas con pomelo y Grana Padano DOP, o en estas riquísimas pappardelle .
  5. Lechuga . Muy rico en potasio y vitamina A. También contiene zeaxantina, un carotenoide que tiene propiedades beneficiosas para la protección de los ojos.
  6. Aguacate . Es uno de los alimentos verdes que son más buenos para nuestro cuerpo. Esto se debe a que contiene muchas grasas, la mayoría de las cuales son grasas «buenas» (monoinsaturadas y poliinsaturadas) que ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre (haga clic aquí para descargar la dieta y el menú para la hipercolesterolemia de forma gratuita) y ayudan a reducir la presión arterial. Por lo tanto, es un fruto muy útil en la prevención de ataques al corazón y derrames cerebrales. Pruébelo en este aterciopelado muy suave.
  7. Kiwi . Gracias a la gran cantidad de vitamina C presente en el kiwi, podemos reforzar nuestras defensas inmunitarias, protegernos del ataque de los radicales libres (y por lo tanto del envejecimiento prematuro) y también prevenir las enfermedades estacionales.
  8. Pistacho . Es una fruta verde aceitosa con un alto perfil nutricional. Contiene excelentes cantidades de minerales esenciales, como el potasio, el fósforo, el magnesio, el zinc y el selenio, así como vitaminas muy importantes, como la vitamina A y E, y una buena concentración de ácido fólico. Es muy rico en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, como el omega 3, que desempeñan un papel primordial en la prevención del riesgo cardiovascular. Puedes hacer este pesto de pistacho para disfrutar plenamente de todas sus propiedades.
  9. Guisantes . Muchas personas creen que se trata de un vegetal pero, en realidad, son legumbres de color verde que, si se comen crudas, proporcionan una buena cantidad de proteínas vegetales, fibras y vitaminas A y C. Los guisantes también contienen azúcares de bajo índice glucémico, por lo que promueven una condición saludable para el corazón, las venas y las arterias, por lo que son adecuados en las dietas para diabéticos.
  10. Perejil y albahaca. Se trata de dos hierbas aromáticas que contienen cantidades muy altas de minerales y vitaminas, en particular A y C. En el uso común se consumen en pequeñas cantidades, sin embargo, debido al gran porcentaje de vitaminas esenciales presentes en estas hierbas, ayudan a satisfacer las necesidades diarias de estos importantes micronutrientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here