Nutrición y Salud

15 recetas saludables que puede cocinar con sus hijos

Con muchas escuelas ahora cerradas debido al brote actual de COVID-19, es posible que esté buscando actividades para mantener a sus hijos activos, comprometidos y entretenidos.

Aunque numerosas actividades pueden mantener a los niños ocupados, cocinar es una de las mejores opciones, ya que es divertido y educativo.

Cocinar puede ayudar a desarrollar sus habilidades de resolución de problemas y coordinación ojo-mano, aumentar la confianza e incluso mejorar la calidad de la dieta al fomentar la ingesta de frutas y verduras

Sin embargo, es importante elegir recetas apropiadas para la edad y asignar tareas de cocina que sean seguras para que su hijo las aborde.

Por ejemplo, los niños muy pequeños pueden ayudar lavando verduras, revolviendo ingredientes y recortando formas con cortadores de galletas, mientras que los niños mayores pueden asumir tareas más complejas, como picar y pelar.

Aquí hay 15 recetas saludables que puede preparar con sus hijos.

1. Avena durante la noche 

La avena nocturna es un plato de avena que se prepara con anticipación y se refrigera durante la noche, sin necesidad de cocinar.

Preparar con anticipación opciones nutritivas para el desayuno no solo puede ahorrarle tiempo, sino que elegir platos que los niños puedan preparar ellos mismos también puede ayudarlos a entusiasmarse con la preparación de alimentos saludables.

La avena nocturna es sencilla y apropiada para todas las edades. Además, son fáciles de individualizar, lo que permite a los niños ser creativos y probar diferentes ingredientes ricos en nutrientes como bayas , nueces, coco y semillas.

Pruebe estas recetas fáciles y aprobadas por los niños con sus hijos. Pueden participar midiendo, vertiendo y picando ingredientes, según su edad. Deje que sus hijos animen su avena eligiendo sus propios ingredientes.

2. Paletas de yogur de fresa y melón

A la mayoría de los niños les encanta la fruta, por eso las paletas de yogur de fresa y melón son un bocadillo perfecto.

Las fresas y el melón están cargados de fibra, vitamina C y ácido fólico, una vitamina B que es importante para el crecimiento y el desarrollo

Mojar fruta en yogur rico en proteínas aumenta su contenido de nutrientes y aumenta la sensación de saciedad.

Esta receta fácil es apropiada para niños de todas las edades. Los niños pueden cortar la fruta, mojarla en el yogur y deslizar la fruta en palitos de helado, según su edad.

3. Un tazón de pan de plátano 

Muchas recetas de pan de plátano requieren varios pasos que pueden dejar su cocina hecha un desastre.

En particular, esta receta saludable requiere solo un tazón y es apta para niños.

Tiene un alto contenido de proteínas, fibra y grasas saludables gracias a su harina de almendras, huevos y harina de lino. Como tal, seguramente mantendrá a sus pequeños satisfechos entre comidas.

Además, las chispas de chocolate amargo y el plátano le dan a este pan un toque de dulzura.

Haga que sus hijos trituren los plátanos, midan los ingredientes y doblen las chispas de chocolate en la masa. Una vez que está fuera del horno, pueden cubrir sus rebanadas con mantequilla de nueces para aumentar las proteínas.

4. Hormigas en un tronco

ants on a log snack

Hormigas en un tronco, que combina apio crujiente, mantequilla de nueces suave o gruesa y pasas dulces y masticables, es un bocadillo clásico para muchos niños.

Todo lo que necesitas son esos tres ingredientes básicos, aunque también puedes condimentar las cosas. Deje que sus hijos se involucren untando su mantequilla de nueces favorita sobre el apio y rociando aderezos divertidos, como chispas de chocolate, granola y frutas frescas o secas, en los “troncos”.

Si su hijo tiene alergia a las nueces, puede llenar el apio con requesón, queso crema o incluso puré de aguacate para darle un toque más sabroso.

Esta receta ofrece muchas variaciones de hormigas en un tronco que seguramente complacerán incluso a los comensales más exigentes.

5. Guacamole 

Los aguacates son uno de los alimentos más saludables que puede comer. Son una excelente fuente de grasas saludables, fibra y micronutrientes como potasio, ácido fólico y vitaminas C y E

Además, su textura suave y cremosa puede ser un éxito entre los niños, especialmente cuando se hace en guacamole y se combina con chips de tortilla o palitos de verduras.

El guacamole es muy fácil de hacer y se puede modificar según los gustos de su hijo. Por ejemplo, puede agregar verduras como cebollas y tomates a la mezcla, así como hierbas frescas como el cilantro.

Los niños pueden divertirse machacando los aguacates con un triturador de mano o un mortero antiguo.

6. Mini pizzas de berenjena

Esta receta de mini pizza de berenjena es ideal tanto para niños como para padres.

Utiliza berenjena en lugar de masa de pizza para la base, lo que puede ayudar a aumentar la ingesta de verduras de su hijo.

Los niños de todas las edades pueden participar untando salsa de tomate en las rodajas de berenjena y cubriéndolas con queso. Los comensales más aventureros pueden experimentar con diferentes ingredientes como aceitunas o anchoas.

7. Batidos verdes para niños  

child holding green smoothie with straw

Los batidos son una excelente manera de introducir más frutas, verduras y otros ingredientes saludables en la dieta de su hijo.

Esta receta de batido verde está endulzada naturalmente con fruta congelada y contiene una dosis saludable de grasa y proteína de adiciones nutritivas como el yogur griego y el aguacate.

Además, las verduras frescas le dan a este batido un tono atractivo.

Sus hijos pueden ayudar lavando y picando los ingredientes y agregándolos a la licuadora.

Aunque a muchos niños no les gustan las verduras, ofrecer verduras a sus hijos de manera divertida y emocionante puede hacer que estén más dispuestos a probar nuevos alimentos.

El papel de arroz translúcido que se utiliza para preparar rollitos de primavera permite que los coloridos ingredientes del interior brillen, proporcionando una comida o un refrigerio visualmente atractivo para los niños. Además, los rollitos de primavera son fáciles de hacer y muy versátiles.

Sus hijos pueden ayudar usando un espiralizador para crear hebras largas y delgadas de verduras, colocando capas de ingredientes en las cáscaras de papel de arroz y mezclando deliciosas salsas para mojar.

Las zanahorias, el calabacín y los pepinos son buenas opciones para hacer en espiral. Si lo desea, puede agregar fuentes de proteínas como pollo o camarones para que los rollos se llenen más.

Aquí hay una receta de rollitos de primavera para niños .

Si está buscando un dulce para sus hijos que no esté lleno de azúcar agregada e ingredientes artificiales, pruebe esta receta de mordida de masa de galletas con chispas de chocolate .

Está cargado de ingredientes saludables como mantequilla de almendras, leche de coco y pasas y endulzado con miel y chispas de chocolate amargo.

Además, no requiere horneado, usa solo un tazón y toma solo 10 minutos para prepararse. Los niños pueden ayudar revolviendo los ingredientes y formando las bolas de masa.

Esta deliciosa receta utiliza ingredientes como harina de almendras, huevos, miel, manzanas y aceite de coco para crear un bocadillo dulce pero rico en nutrientes.

Si bien la mayoría de los postres se basan en ingredientes refinados, como harina blanca y aceite vegetal , estos mini pasteles de manzana son mucho más saludables.

Los niños pueden colaborar enrollando la masa en bolas individuales, revolviendo los ingredientes y armando los frascos de pastel.

kid holding bowl of raw eggs

Los niños pueden aprender mucho sobre la cocina haciendo tortillas. Además, son personalizables y están llenos de nutrientes que son esenciales para el crecimiento.

Por ejemplo, los huevos a menudo se consideran multivitamínicos de la naturaleza porque cuentan con numerosas vitaminas y minerales, como colina, hierro y vitaminas A, B12 y E, todas las cuales son esenciales para la salud de los niños

Agregar verduras coloridas como pimientos y verduras aumenta aún más el valor nutricional de las tortillas.

Además, es probable que a los niños les guste romper los huevos, batir los ingredientes y freír su creación en la estufa. Los niños mayores incluso pueden encargarse de hacer sus propias tortillas de principio a fin.

Echa un vistazo a esta receta de tortilla de verduras para obtener algunas ideas.

Algunos bocadillos populares que se venden a los niños, como las galletas con queso, están cargados con aditivos como aceites no saludables, conservantes y sabores y colores artificiales

No obstante, usted y sus hijos pueden hacer alternativas de bocadillos saludables en casa utilizando ingredientes simples y nutritivos.

Esta receta de galletas saladas con queso utiliza solo cuatro ingredientes, incluido el queso Cheddar real y la harina integral. Sus hijos pueden cortar la masa en formas divertidas antes de hornearlos.

Hacer frascos de ensalada coloridos con sus hijos es una excelente manera de motivarlos a comer más verduras .

Si su hijo es quisquilloso con la comida, hacer que las verduras sean más atractivas visualmente y darle oportunidades frecuentes de probarlas puede promover su consumo de verduras

Además, las investigaciones muestran que los niños prefieren las verduras dulces a las amargas, por lo que mezclar los tipos dulces y amargos en un plato puede diversificar la dieta de su hijo

Haga que sus pequeños le ayuden a colocar verduras en capas y otros ingredientes saludables como frijoles, semillas, pollo y huevos en frascos Mason. Deje que su hijo elija las verduras que prefiera, pero fomente una combinación de verduras tanto amargas como dulces.

Las verduras amargas incluyen col rizada, rúcula, coles de Bruselas, repollo y brócoli, mientras que las variedades dulces incluyen zanahorias, batatas, calabaza de invierno, guisantes y maíz.

Echa un vistazo a esta divertida receta de coloridos frascos de ensalada.

Muchas paletas de helado y yogur contienen azúcar agregada y colorantes y edulcorantes artificiales. Dado que estos ingredientes deben estar limitados en la dieta de los niños, considere deshacerse de los comprados en la tienda y haga que sus hijos ayuden a hacer paletas de yogur caseras densas en nutrientes.

Esta receta de paletas de yogur congelado utiliza yogur lleno de proteínas y está endulzado naturalmente con fruta congelada y un poco de miel.

Los niños pueden ayudar reuniendo los ingredientes, vertiendo la fruta y el yogur en moldes de papel para cupcakes y colocando la bandeja en el congelador.

kid slicing tomatoes in the kitchen

Las batatas son un vegetal favorito de muchos niños debido a su agradable sabor y color brillante. También son muy nutritivos y ofrecen una gran cantidad de betacaroteno, fibra y vitamina C

Para hacer nachos ricos en nutrientes, reemplace los chips de maíz regulares con batatas .

Los niños pueden agregar aderezos saludables de su elección, como salsa, queso, frijoles negros y pimientos.

Aquí hay una receta para niños de nachos de camote.

Conclusión

Cocinar con sus hijos no solo los mantiene ocupados, sino que también les enseña habilidades culinarias e incluso los anima a probar alimentos nuevos y saludables .

Intente involucrar a sus hijos en algunas de las recetas anteriores para inspirarlos en la cocina y preparar deliciosos bocadillos y comidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba