6 formas de apoyar su sistema inmunológico (y evitar enfermarse)

0
26

6 formas de apoyar su sistema inmunológico (y evitar enfermarse)

Un sistema inmunológico fuerte ayuda a su cuerpo a combatir infecciones como la gripe y el resfriado. Dado que el coronavirus afecta a personas de todo el mundo y de todas las edades, promover y apoyar un sistema inmunológico saludable nunca ha sido más importante.

Para ello, queremos pensar en reducir las comorbilidades (es decir, la presencia de múltiples enfermedades y afecciones en una misma persona) y eliminar cualquier inflamación o estrés por el que ya pueda estar el cuerpo. Prestar atención a estos aspectos fundamentales ayudará a prevenir la virulencia del COVID-19 y reducirá el riesgo de enfermedades infecciosas en general.

Y aquí tienes buenas noticias. Estos pasos para mejorar el sistema inmunológico son importantes, pero no necesariamente un desafío. Esto es lo que debes hacer.

1. Duerma lo suficiente

La falta de sueño aumenta nuestro riesgo de contraer un resfriado o una enfermedad infecciosa. Un estudio encontró que dormir menos de cinco horas aumentaba el riesgo de una infección del tracto respiratorio superior (resfriado asociado con rinovirus) en un 350 por ciento en comparación con dormir al menos siete horas por noche.

El sueño suficiente apoya el sueño REM y profundo, que es esencial para reconstruir y reparar nuestro sistema corporal; ¡el más importante es nuestro sistema inmunológico! Dormir lo suficiente asegura la producción de melatonina, que apoya la inmunidad y puede desempeñar un papel en la reducción de la gravedad de los síntomas de COVD-19 durante una contracción.

Aquí tienes algunas tácticas que te ayudarán a dormir bien.

2. Mantenga sus niveles de estrés bajo control

El estrés físico, mental y emocional altera el sistema inmunológico y una producción excesiva de cortisol, la hormona del estrés. Esto puede provocar inflamación y disminuir los glóbulos blancos antiinfecciosos, según la Clínica Cleveland.

Pruebe estas tácticas para reducir sus niveles de estrés:

  • Meditar
  • yoga
  • Caminar y caminar al aire libre (¡manténgase a una distancia segura de los demás!)
  • Ejercicios de medicina energética
  • Qi Gong
  • Escribe un diario
  • Tome un baño de sal de Epsom
  • Escuche música relajante
  • Hacer terapia / consejería

Trabajar con un profesional, nutricionista, entrenador personal, terapeuta o entrenador de salud también puede ser un trampolín en estas áreas del manejo del estrés.

3. Respalde su salud intestinal

El 80 por ciento de su sistema inmunológico está en su intestino. Combatir el estrés, el sueño, eliminar los azúcares agregados, los alimentos procesados ​​y las grasas trans, y reemplazarlos con una dieta rica en micronutrientes rica en frutas, verduras, alimentos probióticos y prebióticos, agua filtrada y limitar la exposición a toxinas, CEM y sustancias químicas nocivas en Compra de productos para el hogar y alimentos orgánicos si es posible.

4. Mantente hidratado

Trate de beber la mitad de su peso corporal en onzas de agua filtrada (o más) todos los días. Agregue electrolitos como limón, lima y naranja a su agua para obtener beneficios adicionales. Agregue agua de coco, caldo de huesos o infusiones de hierbas, que también pueden ayudar a mantener la hidratación y brindar beneficios para la salud. Estos tés son hidratantes y también tienen propiedades inmunitarias, moduladoras del sueño y del estrés:

5. Coma muchas frutas y verduras, más de 7 al día.

Cuantas más frutas / verduras, más beneficios ofrecerá a sus células inmunitarias y respaldará su defensa de primera línea. Se ha encontrado que los flavonoides reducen vías de señalización inflamatorias específicas y por lo tanto previenen la expresión de TNF-α, IL-6, IL-1B e IL-18 (moléculas inflamatorias). Cómo obtener flavonoides:

  • Quercitina: se encuentra en cebollas y manzanas.
  • Resveratrol: se encuentra en los arándanos, las uvas moradas y las cáscaras de las verduras, las bayas y el vino tinto.
  • Curcumina: cúrcuma … agregue pimienta negra si usa cúrcuma para aumentar la absorción en un 2000 por ciento
  • Alicina: se encuentra en las cebollas y el ajo, ayuda a proporcionar apoyo viral.
  • Manzanilla: bebe té

Al igual que los flavonoides, la vitamina C (ácido ascórbico) inhibe una reacción inflamatoria específica en el cuerpo. En estudios clínicos, se ha encontrado que la vitamina C reduce la frecuencia, duración y gravedad de los resfriados y las infecciones. La dosis típica de suplementos dietéticos puede ser de 500 mg a 3000 mg, con dosis más altas utilizadas en infecciones agudas o insuficiencia suprarrenal u otras cargas virales. Agregue una variedad de los siguientes productos de frutas y verduras para aumentar su ingesta de vitamina C:

  • Verdes – todo tipo de vegetales de hojas oscuras, vegetales crucíferos, ricos en espirulena y clorofila, estos son ricos en ácido fólico, vitaminas A, K y C, y glutatión, que actúa como el principal antioxidante en la eliminación de radicales libres.
  • Naranjas: las batatas, las zanahorias y la calabaza son ricas en carotenoides y vitamina A, que es importante para la inmunidad.
  • Alliums: las cebollas y el ajo tienen un alto contenido de alicina por sus propiedades antivirales.
  • Baya del saúco: existe evidencia preclínica de que la baya del saúco inhibe la replicación y la unión viral de otro virus (no COVID-19) dentro de la familia de los coronavirus. La baya del saúco puede ser más eficaz para prevenir infecciones tempranas por COVID-19. Tenga en cuenta que la baya del saúco aumenta las moléculas inflamatorias de manera significativa y debe suspenderse si obtiene un resultado positivo para el coronavirus.
  • Cítricos: la toronja, el limón, la lima y la naranja son ricos en vitamina C y el flavonoide limoneno, que se utiliza para apoyar el sistema inmunológico.
  • Blues Purples: rico en antocianinas, un antioxidante clave que ayuda a eliminar los radicales libres dañinos y a abordar los problemas inflamatorios actuales antes de la contracción del COVID-19.

6.Asegúrate de incluir ácidos grasos omega-3 en tu dieta.

Consuma salmón y pescado capturados en la naturaleza, linaza y aceite de lino, ya que EPA / DHA ayuda a reducir la inflamación general en el cuerpo. Tomar un suplemento de aceite de pescado de buena calidad todos los días puede ser de gran beneficio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here